“-(…) ¿Me podrías indicar, por favor, hacia donde tengo que ir desde aquí?  
– Eso depende de a dónde quieras llegar – contestó el Gato.
– A mi no me importa demasiado a dónde… – empezó a explicar Alicia.
– En ese caso, da igual hacia a dónde vayas – interrumpió el Gato.
 – …siempre que `llegue´ a alguna parte – teminó Alicia a modo de explicación.
 – ¡ Oh! Siempre llegarás a alguna parte – dijo el Gato -, si caminas lo bastante.”

(Lewis Carrol, de  “Alicia en el País de las Maravillas”)


“El hombre conoce el mundo en la medida que se conoce a sí mismo, es decir, la profundidad del mundo se le desvela en la medida en que se asombra de sí mismo y de su propia complejidad.” 

(Friedrich Nietzsche, de “El libro del filósofo”)

 

Busco en las artes visuales y en las artes plásticas en general, un medio que me permita identificar cualidades ocultas de mi persona, para entender mejor mi realidad y para expresar mi interpretación del mundo que me rodea. Me interesa explorar mi relación y la relación del hombre con su entorno, y el delicado equilibrio en el que permanentemente conviven. Busco captar tanto lo tangible como lo intangible para lograr una comprensión más clara de mí mismo, que me permita explorar fragmentos de la vida de una forma más emocional, abstracta y conceptual. Busco intencionadamente, una contraposición a todos los esquemas de mi formación académica científica, intentando no enmascarar lo que ignoro.

Utilizo la fotografía, sin descartar otras disciplinas artísticas, como medio de expresión personal, también como una herramienta introspectiva con la cual establecer un alto grado de intimidad con el espectador. De este diálogo expresivo, íntimo y sugerente, busco crecer, aprender, construir y perfilar mi discurso artístico. Utilizo la cámara para descubrir el mundo, mi mundo, a veces inexplorado, a veces inexplicable y muchas veces contradictorio. La cámara como una herramienta que me aproxime a mi interior y a la luz que hay dentro de mis sombras.

 

Sergio Acosta – Manifiesto