El fin del mundo como obra de arte en La Regenta

El fin del mundo como obra de arte en La Regenta

El fin del mundo como obra de arte, muestra algo más de una veintena de autores con obras procedentes de las colecciones de TEA Tenerife Espacio de las Artes, a través de sus distintos fondos artísticos, de tal manera que en la selección de obras hay series procedentes de la Colección del Cabildo pero también de los depósitos de la Colección Ordóñez Falcón de Fotografía (COFF) así como de Los Bragales, de Bibli Espacio de Arte y de colección privada.

Comisariada por el conservador de la Colección de TEA, Isidro Hernández, en esta muestra integrada por una treintena de piezas,dialogan obras de artistas internacionales de la talla de Zhang Huan, René Magritte o Toshio Shimamura, con creaciones de canarios como José Herrera, Julio Blancas, Karina Beltrán o Juan Pedro Ayala.

"El fin del mundo como obra de arte" en el Centro de Arte La Regenta - Sergio Acosta

Vista general de la exposición “El fin del mundo como obra de arte” en La Regenta

Pinturas, esculturas, fotografías e instalaciones, creadas entre 1928 y 2016, componen esta exposición que reúne un conjunto de obras de arte y de autores que, a su manera, han concebido una idea de fin del mundo a través de sus obras. Es decir, una simulación o representación de la naturaleza sacrílega del ser humano en su huida hacia la autodestrucción y el fracaso. Sin embargo, esta exposición no ofrece una secuencia de imágenes apocalípticas o terminales, sino creaciones que, de alguna manera, aportan imaginación poética y destreza metafórica a la imagen del fin del mundo a través del drama de la condición humana.

"El fin del mundo como obra de arte" en el Centro de Arte La Regenta - Sergio Acosta

Imágenes de la serie “Vacíos del agua” de Sergio Acosta.

"El fin del mundo como obra de arte" en el Centro de Arte La Regenta - Sergio Acosta

Imágenes de la serie “Vacíos del agua” de Sergio Acosta.

La muestra toma como punto de partida un relato crepuscular del filósofo catalán Rafael Argullol, El fin del mundo como obra de arte (Editorial El Acantilado, 2007), donde utiliza diversos personajes históricos o mitológicos -como Prometeo o Fausto- abocados a un destino incierto. Sus ciegas esperanzas de futuro y su voluntad de perfección se trocaron en espejismo o inalcanzable utopía, y sus vidas, en fin, asumieron una renuncia y autodestrucción que bien pudiera asimilarse a los destinos de un gran número de hombres y mujeres de las sociedades contemporáneas.

Artistas participantes
Jocelyne Alloucherie, Juan Pedro Ayala, Karina Beltrán, Julio Blancas, Sema Castro, Óscar Domínguez, Laurent Grasso, Laura Gherardi, Zhang Huan, JOKO & Regula J.Kopp, Toshio Shimamura, José Herrera, René Magritte, Gabriel Orozco, Lola Massieu, Maribel Nazco, Jesús H. Verano, Carlos Rivero, Juan Muñoz, Israel Pérez & María Requena, Sergio Acosta, Günther Uecker, Günther Förg.

Imagen del cartel anunciador: Toshio Shimamura. Serie Tournesol. Gelatina de plata sobre papel baritado. 122 x 99 cm. 2006. Colección TEA Tenerife Espacio de las Artes. Depósito Fundación COFF

Actividades relacionadas:
Inauguración infantil: 17 de noviembre, a las 18:00 h.
Otra Mirada: 23 de noviembre, a las 19:00 h. A cargo de Fabiola Ubani
Arte en Familia: 14 de diciembre, a las 18:00 h.

Fuente: www.laregenta.org